El estreno de Bright llega con polémica a Netflix.

La nueva película de Netflix con Will Smith está resultando un fiasco. La crítica se ha cebado con la nueva película de David Ayer y para colmo de males han surgido acusaciones de abuso sexual con su guionista, Max Landis.
La película que debía suponer el gran estreno de la plataforma ha recibido un gran varapalo de la crítica, algunos medios la han calificado como "la peor película del año" un título algo exagerado. Bright es una entretenida película de acción y fantasía. No es una obra maestra pero cumple como producción entretenida y con Will Smith trabajando duro.


Lo que ha sido ha sido preocupante son las acusaciones a su guionista, Max Landis, hijo del cineasta John Landis ha sido señalado como abusador sexual por una actriz, cosa que ha provocado que otros conocidos del mundillo hollywoodiense se sumen a la acusación.

Bright era gran esperanza y una respuesta de Netflix a las grandes majors. Un estreno de categoría que pretendía desafiar al stablishment de Hollywood. Veremos que pasa.