¿Debo tapar la webcam de mi PC o portátil?

Cuando Mark Zuckerberg apareció con un portátil al que habían tapado la web cam de forma burda, muchos le tildaron de paranoico, pero la realidad es otra, si uno de los hombres más poderosos del mundo tiene que "cegar" su ordenador, es que realmente somos vulnerables.
Acceder al micro y cámara de tu nuestro ordenador es relativamente fácil y pone en riesgo nuestra privacidad y la de personas y familiares cercanos, esta problemática recibe el nombre de "camfecting" un proceso de hacking de nuestra webcam y que permite ejecutar un control remoto de la misma. Esto puede provocar chantajes, acosos, espionaje industrial y situaciones de difícil solución.



Internet es una ventana al mundo en constante evolución, tras los ataques masivos de virus y troyanos a gran escala, toda la seguridad informática que puedas obtener será poca. Tapando la webcam evitaremos situaciones como el temido cyberbullying, que suele afectar a los más jóvenes, presa fácil de acosadores experimentados en obtener acceso al ordenador del usuario inexperto y obtener grabaciones sin su consentimiento. Algunas veces la policía ha logrado detener a estos criminales y han descubierto que estaban ligados a mafias de pedofilia u otro tipo de delitos, otras en cambio el sujeto logra evadir y desaparece sin dejar rastro.

Una de las formas más fáciles de acceder a nuestro PC, son las denominadas RATs (Remote Administration Tools), soluciones que logran acceder de forma remota a nuestro ordenador y controlar nuestra webcam sin que lo sepamos. En internet podemos encontrar tutoriales para espiar cámaras ajenas y también para (intentar) prevenirlo. Pero más tarde o más temprano surge una forma de acceder a la webcam de un ordenador de forma remota y capturar imagen y audio. Ojo, que esto es importante, hay que tapar el micrófono de nuestro portátil o PC, un error muy común es tapar solo la cámara y permitiendo el registro de audio de nuestro ordenador. Expertos en cyberseguridad como Chema Alonso,han recomendado en más de una ocasión este método artesanal para proteger nuestros intereses.

La vulnerabilidad de nuestros ordenadores es algo real y que difícilmente se podrá remediar mediante un antivirus u otro software de seguridad, por eso cada vez hay más usuarios que recurren a la clásica tirita, post-it u otros curiosos inventos. Actualmente hay empresas como iPatch que ofrecer unas originales y estilizadas tapas para añadir a nuestro ordenador, incluso se pueden configurar y ofrecer como un merchandising de empresas con imagen corporativa.