La vida media del móvil y sus averías más habituales.


La vida media del terminal móvil es un frecuente tema de discusión.

Por supuesto, a las compañías vendedoras de dispositivos les interesa que la compra de nuevos aparatos sea lo más frecuente posible.En lo que respecta a los usuarios, las preferencias son diversas: unos optan por consumir toda la vida útil del dispositivo, mientras otros sienten la necesidad de actualizarse al mismo tiempo que el mercado. No obstante, poniéndonos estrictos, ¿cuántos años puede llegar a durar un Smartphone? 

Según el blog tutecnomundo.com, la mayoría de móviles están preparados para aguantar un mínimo de 2 años, pues en la mayoría de países, las compañías ofrecen garantías de hasta 2 años obligatoriamente. Eso sí, una vez transcurrido este periodo de aseguración los primeros síntomas de “vejez” del terminal comienzan a notarse. Algunos de ellos, como los problemas en las baterías, pueden solucionarse fácilmente renovando el elemento defectuoso. Otros también habituales (los largos tiempos de proceso y apagones) podemos resolverlos con la restauración de fábrica, tal y como indica tutecnomundo.com. Así, según este blog, a partir de los dos primeros años, un móvil con un buen mantenimiento puede aguantar perfectamente 2 años más. Una opinión parecida vertía un artículo, publicado hace ya tres años, en el diario El País: la esperanza de vida de un móvil suele ser unos 5 años, aunque la mayoría de los aparatos son desechados cuando todavía tienen valor en el mercado. 

el iPhone 4S, un ejemplo de terminal con una larga duración.

De esta manera, el texto arrojaba una serie de datos poco esperanzadores en lo que a reutilización, ahorro y responsabilidad medioambiental se refiere: se calcula que la vida media de un móvil es de 9 meses en Japón, 15 meses en Europa y 18 meses en Estados Unidos. Con todo esto, se antoja recomendable cambiar la tendencia del consumidor medio y abogar por un uso más sostenible de los Smartphone, a no ser que el entorno laboral exija plena actualidad tecnológica. En este sentido, a fin de prolongar la vida de nuestro dispositivo, conviene conocer las principales causas de las averías, así como los medios para evitarlas. El blog bemovil.es señala cinco como las más frecuentes: las caídas y golpes, que pueden ser contrarrestadas con una carcasa protectora de cristal templado; los fallos y problemas con el software, errores en la pantalla táctil, humedad y sobrecalentamiento del dispositivo. Esquivar estos peligros pasa por usar el móvil en las condiciones más seguras posibles, especialmente cuando realizamos alguna actividad concreta o nos encontramos en entornos excesivamente cálidos, fríos o húmedos. Y, aún sabiendo esto, no es difícil que nuestro terminal sufra algún tipo de percance. De esta manera, una última recomendación es la de contratar un seguro para teléfono móvil, cada vez más habituales y numerosos en el mercado de las nuevas tecnologías. 

Entre ellos encontramos, por ejemplo, el de miseguromovil.com, que concede reembolsos de hasta el 100% durante los dos primeros años y da la opción de gestionar todos los trámites de manera virtual. Además, este seguro ofrece una amplia cobertura que incluye, entre otras protecciones: caídas, contacto con líquidos, problemas con la antena y conectores Dock defectuosos, fallos y daños en la pantalla táctil, toda clase de fallos mecánicos y electrónicos, y cobertura en caso hurto y robo con allanamiento.

TE PUEDE INTERESAR:

XiaoMi Mi Pad la tablet con todo, por 100 euros.

Las operadoras dejan de recomendar Samsung, por culpa del Galaxy Note 7