El posible fracaso del Samsung Galaxy S8.

Samsung se ha propuesto recuperar su puesto como líder en ventas de los Smartphones y el futuro Galaxy S8 puede ser la tabla de salvación de la compañía, explicamos los detalles por los que puede fracasar.

El Galaxy S7 sigue siendo un gran móvil.


Y el Galaxy S6 también, dos terminales con potencia y rendimiento que hacen innecesaria la compra de un nuevo modelo, actualmente los terminales de gama alta viven un estancamiento tecnológico a nivel de procesadores y potencia. ¿Podrá el S8 ofrecer algo que haga renovar un S7? Difícil.

El Galaxy Note 7, está presente en la memoria colectiva.


Pese a que la compañía se portó correctamente, recuperando los modelos y devolviendo el dinero, pidiendo disculpas y borrando la gama Note para siempre, el Galaxy Note ha dejado una herida importante en la imagen de la compañía y quizás el S8 se lanza de forma muy precipitada.

No se va a presentar en el Mobile World Congress.


Así lo han decidido los coreanos, ya sea por preparar su lanzamiento a conciencia o intentar hacer hype, la decisión es del todo errónea. El MWC es el mayor escaparate del mundo para presentar las innovaciones de las compañías, mala decisión.

Su precio.

Samsung sigue queriendo ser la alternativa a Apple, pero no se ha dado cuenta de que Apple ha cambiado, se ha vuelto una empresa poco accesible para el consumidor medio en tiempos de crisis económica y aunque la Gama de Galaxy A y J son buenos terminales, el S8 tiene que ser el verdadero motor de la compañía y no puedes exigir un precio elevado por un terminal, cuando tu popularidad está de capa caida.

TE INTERESA: