El ordenador, herramienta imprescindible.

El mundo del entretenimiento dio un giro radical el día que aparecieron los primeros televisores. Desde ese momento, nada volvió a ser igual, sobre todo en los hogares. Sin embargo, la influencia del ordenador ha llegado más allá.
Hoy no se concibe hacer prácticamente nada sin uno de estos equipos, tanto en el mundo del entretenimiento como en otros campos, como el trabajo.
Tanto a nivel doméstico como en los negocios, el ordenador ocupa una gran parte de nuestra vida.


Un dispositivo que ha cambiado el mundo 
La verdad es que la informática ha cambiado la manera en la que hacemos prácticamente todo. Solo tenemos que ver la cantidad de opciones que tenemos para descargar apps en PC, para darnos cuenta de que contamos con un programa cuyo fin es ayudarnos a realizar alguna labor.
Por ejemplo, en las estanterías de una vivienda ya no se puede ver una enciclopedia para consulta. Algo que hace 20 o 30 años era bastante normal. Hoy, si queremos consultar algo, o si algún estudiante necesita información sobre un tema, no abre un libro. Enciende su ordenador y lo mira en Internet, que tiene el equivalente a millones de volúmenes en el espacio que ocupa un monitor.

En el mundo de la empresa también se ha hecho con un puesto muy importante. Desde la gestión de un almacén hasta las tareas propias de una oficina, pasando incluso por la caja de una pequeña tienda de barrio, si hay algo que tienen en común es que en todas tienen al menos un ordenador. Elegir entre un mayorista de informatica o un establecimiento especializado dependerá de la cantidad de ordenadores que se necesiten. Pero hoy no hay negocio que no dependa al menos de uno.



Mejoras en control y ahorro de tiempo
 Informatizar los procesos ha supuesto que hoy todo sea más rápido. Tanto que hasta cierto punto nos hemos vuelto algo impacientes, todo hay que decirlo. Si alguna cosa tarda más de unos minutos, incluso unos segundos, comenzamos a perder los nervios.

Aunque no nos centremos en los que puede ser negativo. El ordenador ha contribuido a mejorar todo tipo de gestiones, como el control de stocks, la contabilidad y muchos otros campos. Una empresa tarda muchísimo menos que hace unos años en hacerlo todo gracias a que cuenta con un ordenador. Incluso las más grandes, en las que trabajan muchas personas, cosas como el control horario o los turnos de trabajo se organizan mucho mejor. El resultado es mayor eficiencia y aprovechamiento del tiempo, que al final también se traduce en dinero.


Ordenadores de bolsillo
Cuando hablamos de ordenadores, normalmente pensamos en equipos de escritorio o portátiles. Es decir, una pantalla y un teclado, que pueden estar unidos en una sola pieza o no, que nos permite usar todo tipo de programas para casi cualquier cosa. Aunque hoy todos tenemos un ordenador que llevamos siempre encima y ni nos damos cuenta. El teléfono móvil, sin el que prácticamente nadie parece poder vivir, es un potente equipo informático, con prestaciones avanzadas que se pueden comparar a las de muchos ordenadores.
Hay quien simplemente utiliza el móvil para comunicarse, aunque en lugar de hablar lo suelen hacer a través de una aplicación de mensajería instantánea, como Whatsapp. Por cierto, es interesante este artículo de LavapiesHoy sobre WhatsApp y su seguridad. También en esto hemos cambiado debido al uso de la tecnología, ya que la comunicación ha cambiado de forma muy notable en los últimos tiempos.
Sea para uso personal, familiar o en los negocios, lo que está claro es que el ordenador, en cualquiera de sus formas, es hoy una herramienta vital.