Series de Netflix: BoJack Horseman


El catálogo español de Netflix crece día a día y a veces no damos a basto para visionar sus series estrella, este ha sido el caso BoJack Horseman. Una curiosa serie animada para adultos que nos recuerda a otras joyas como Doctor Katz, El rey de la colina o Kevin Spencer.

Qué duro es ser caballo en Hollywood.
BoJack Horseman es un actor-caballo que tuvo sus años de gloria en los 90 gracias a una teleserie, estilo "Padres forzosos" hoy malvive haciendo apariciones en TV y realizando bacanales de todo tipo.

La serie puede tener un comienzo sencillo pero a diferencia de otras sitcoms animadas. La historia evoluciona y numerosos personajes empiezan a coger peso en la trama, haciéndola más adictiva e interesante. El estilo de dibujo sencillo se combina muy bien con una trama irónica y tierna por momentos.
Will Arnett como Hoserman y Aaron Paul como su mejor amigo Todd Chavez
Grandes voces.
Cada vez es más habitual que actores famosos pongan su voz al servicio del personaje animado. Mark Hamill ha sido el Joker hasta volver a ser Luke Skywalker, Mila Kunis en Padre de Familia y otros. En España eso sería dificil debido a los problemas de vocalización y de entonación de algunos de nuestrod actores favoritos. (Mario Casas o Bardem son claro un ejemplo). Hay excepciones como Michelle Jenner o Jose Luis Gil, pero son actores especializados en el doblaje y en el teatro.

Volviendo a Horseman, nos encontramos a Will Arnett (Arrested development) dando vida al célebre equino o Aaron Paul (Breaking bad) como el mejor "amigo" de BoJack, además de Alison Brie (Madmen) como la sufrida biógrafa que trata de sacar el lado "humano" al despendolado caballo.

La serie ha cosechado buenas críticas y ya está en su tercera temporada nada menos. Ha contado con apariciones de estrellas como Naomi Watts y pese a unos flojos primeros capítulos BoJack crea la necesidad de disfrutarla continuamente. Si Charlie Sheen se reencarnara en un caballo, este sería BoJack.

TE PUEDE INTERESAR: